SOBRE MI

Guada, Guadi, Lupe, Guadalupe Pérez Bálsamo. Argentina. Un poco de acá y otro de allá, como lo puede explicar mi acento. Digamos que Córdoba, Misiones & Santa Fe han formado mi habla y expresiones.

Tengo 25 años y siento que, una vida en medio de viajes. Antes de que esta locura comience (y un poco entre medio) estudié nutrición, viví sola en una gran ciudad, lloré por volver a casa y aprendí a ser mi mejor amiga.

No podría contar cuándo fue el día que me anime a saltar porque lo fui haciendo de forma inconsciente y muy sentida. Emigre sin tanto plan, me choque la cabeza un par de veces y disfrute muchísimo de la vida. 

NO TODO FUE UN CUENTO DE HADAS

Trabajé demasiado duro (tanto física como mentalmente) para mantener este estilo de vida. 

Vida que disfruto e intento compartir con honestidad en mi Instagram @guadiviajando.

¿Quien es @guadiviajando?

Alguien corriente, sin talentos ni aptitudes destacables, con un millón de facetas, miedos que me obligo a superar y sueños demasiado grandes.  Espero entiendas después de esto, que zapatos tengo puestos para escribir lo que escribo.

Hija única, o mas bien, con un muñeco en el cielo. Que podría verse resumido como «afín a la soledad pero aprecio a la buena compañía». No podría separar de mi descripción a mis padres, pilares y motores que supieron acepar y acompañar cada vuelo.

 Llevo desde que tengo memoria hablando de «irme» quizá en aquel entonces no sabía siquiera qué significaba. De pequeña giraba el globo terráqueo, ponía el dedo. Tocase donde tocase, investigaba. Hablo de aquella época en la que conectarse al internet era desconectar el teléfono fijo, por lo que muchas veces buscaba atlas. Atlas en los que todavía, faltaban países.

Con el tiempo y la tecnología, llené mi google drive de guías sobre lugares que todavía ahora no visité. Hasta que un verano, entre exámenes finales y cálculos de ahorros (en los que siempre faltaba), decidí hacer un voluntariado en Estados Unidos. 19 años, un idioma que no conocía, sin intermediarios y con demasiada ilusión. Ese fue un antes y un después. A partir de entonces, no había fiesta ni ropa que me ilusionara más que ahorrar para viajar. 

Entendí desde el vamos, que no necesitaba millones para conocer culturas, y ese era mi principal objetivo. Los «locales» no siempre toman Uber, no comen en restaurantes Michelin, ni se quedan en los hoteles más caros.

 

¿De donde surge @guadiviajando?

Guadi viajando es un pedacito de mis sueños formato blog. Blog que comenzó llamándose The Random Team, para no sentir que viajaba sola; para fomentar la comunicación bidireccional & formar un grupo de personas con los mismo intereses por conocer y disfrutar del mundo. Ahora es Guadi viajando se moldeó por la misma autora y los mismos sueños; esta vez con algún que otro conocimiento de marketing; pero con el deseo latente de quién lea, se sienta parte del relato & las experiencias.

Espero acá puedes encontrar la cuotita de confianza y los datos que te faltan para explorar el mundo. Ojalá tengamos la suerte de encontrarnos por ahí. 

Si llegaste hasta acá, te podes quedar.